Perfil de la Diócesis

La Diócesis de Arecibo pertenece a la Provincia Eclesiástica de Puerto Rico, es sufragánea de la Arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico.  Fue creada por Su Santidad Juan XXIII, el 30 de abril de 1960 por la Bula ‘CUM APOSTOLICUS’.  La Diócesis ocupa la región norte central de la Isla de Puerto Rico, con una superficie de 833.08 millas cuadradas.

La Diócesis está dividida en 59 parroquias, distribuídas en los siguientes municipios: Arecibo, Barceloneta, Camuy, Ciales, Corozal, Florida, Hatillo, Isabela, Lares, Manatí, Morovis, Orocovis, Quebradillas, Utuado, Vega Alta y Vega Baja.  Tiene una población aproximada de 620.000 habitantes.

Escudo de la Diócesis

Escudo del Obispo

Símbolos familiares

El árbol de roble con el león atrapando a un lobo y la torre son elementos de los escudos de los apellidos del Sr. Obispo, Mons. Daniel Fernández Torres.

La letra M

Representa a María bajo la advocación de la Virgen del Perpetuo Socorro, Patrona de la Diócesis de Arecibo.

El Río

Es un símbolo tomado del escudo de Florida, pueblo natal del Sr. Obispo.

La estola, las manos, el águila y los anillos

Representan, respectivamente, el ministerio sacerdotal, el servicio de la caridad a los más pobres y necesitados, los jóvenes como una de las fuerzas renovadoras de la Iglesia, y la familia fundamentada en el matrimonio.

La Eucaristía

En el centro del escudo está la Eucaristía, como fuente y culmen de la vida cristiana.

La concha

Está tomada del escudo de Benedicto XVI, Pontífice bajo el cual fue nombrado Obispo de Arecibo Monseñor Fernández Torres. Es signo de la fidelidad al Papa y la comunión con él.

Colores

El color azul recuerda la zona de la costa y el verde la zona montañosa de la diócesis. El color amarillo representa a la Iglesia. Todo el escudo está rodeado del color rojo simbolizando el amor divino que nos envuelve, nos cubre, nos protege.

Lema “No hay temor en el amor”

Es una cita de 1Jn 4, 18 que nos recuerda que Dios nos ama y por eso debemos encontrar en su amor la confianza, la seguridad, la paz, sabiendo que Dios cuida de cada uno de sus hijos.

Patrona: Virgen del Perpetuo Socorro

Signos de la imagen de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro (conocida en el Oriente bizantino como el icono de la Madre de Dios de la Pasión)

(Fuente: Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María: www.corazones.org)

Aunque su origen es incierto, se estima que el retrato fue pintado durante el XIII ó XIV siglo. El icono parece ser copia de una famosa pintura de Nuestra Señora que fuera, según la tradición, pintada por el mismo San Lucas. La original se veneraba en Constantinopla por siglos como una pintura milagrosa pero fue destruida en 1453 por los Turcos cuando capturaron la ciudad.

(…) Las iniciales al lado de la corona de la Madre la identifican como la “Madre de Dios”. Las iniciales al lado del Niño “ICXC” significan “Jesucristo”. Las letras griegas en la aureola del Niño: owu significan “El que es”, mientras las tres estrellas sobre la cabeza y los hombros de María santísima indican su virginidad antes del parto, en el parto y después del parto.

Las letras más pequeñas identifican al ángel a la izquierda como “San Miguel Arcángel”; el arcángel sostiene la lanza y la caña con la esponja empapada de vinagre, instrumentos de la pasión de Cristo. El ángel a la derecha es identificado como “San Gabriel Arcángel”, sostiene la cruz y los clavos. Nótese que los ángeles no tocan los instrumentos de la pasión con las manos, sino con el paño que los cubre.

Cuando este retrato fue pintado, no era común pintar aureolas. Por esta razón el artista redondeó la cabeza y el velo de la Madre para indicar su santidad. Las halos y coronas doradas fueron añadidas mucho después. El fondo dorado, símbolo de la luz eterna da realce a los colores más bien vivos de las vestiduras. Para la Virgen el maforion (velo-manto) es de color púrpura, signo de la divinidad a la que ella se ha unido excepcionalmente, mientras que el traje es azul, indicación de su humanidad. En este retrato la Madona está fuera de proporción con el tamaño de su Hijo porque es -María- a quien el artista quiso enfatizar.

Los encantos del retrato son muchos, desde la ingenuidad del artista, quien quiso asegurarse que la identidad de cada uno de los sujetos se conociera, hasta la sandalia que cuelga del pie del Niño. El Niño divino, siempre con esa expresión de madurez que conviene a un Dios eterno en su pequeño rostro, está vestido como solían hacerlo en la antigüedad los nobles y filósofos: túnica ceñida por un cinturón y manto echado al hombro. El pequeño Jesús tiene en el rostro una expresión de temor y con las dos manitas aprieta la derecha de su Madre, que mira ante sí con actitud recogida y pensativa, como si estuviera recordando en su corazón la dolorosa profecía que le hiciera Simeón, el misterioso plan de la redención, cuyo siervo sufriente ya había presentado Isaías.

En su doble denominación, esta bella imagen de la Virgen nos recuerda el centralismo salvífico de la pasión de Cristo y de María y al mismo tiempo la socorredora bondad de la Madre de Dios y nuestra.

Obispos de la Diócesis

+ REVDMO. PADRE ALFREDO F. MENDEZ GONZALEZ, C.S.C.

Nació en Chicago el 3 de junio de 1907. Profesó sus votos como Religioso de la Congregación de la Santa Cruz en Indiana, el 2 de julio de 1930. Ordenado Sacerdote el 24 de junio de 1935. Nombrado primer Obispo de Arecibo el 23 de julio de 1960. Ordenado Obispo el 28 de octubre de 1960. Tomó posesión el 25 de noviembre del mismo año. Obispo Emérito desde el 21 de enero de 1974. Murió en Cincinnati, Ohio, el 28 de enero de 1995. Sepultado en la Catedral de Arecibo, el 11 de febrero de 1995.


+ REVDMO. PADRE MIGUEL RODRIGUEZ, C.SS.R.

Nació en Mayagüez el 18 de abril de 1931. Pronunció sus votos como Religioso Redentorista en Maryland, el 2 de agosto de 1953. Ordenado sacerdote el 22 de junio de 1958 en Ponce. Nombrado segundo Obispo de Arecibo el 21 de enero de 1974. Ordenado Obispo el 23 de marzo de 1974. Tomó posesión el mismo día 23 de marzo de 1974. Obispo Emérito desde el 20 de marzo de 1990. Murió en Aguadilla, Puerto Rico, el 13 de agosto de 2001. Sepultado en la Catedral de Arecibo, el 16 de agosto de 2001.


+ REVDMO. PADRE IÑAKI MALLONA TXERTUDI, C.P.

Nació en Frúniz (Vizcaya) el 1º de julio de 1932. Profesó sus votos como Religioso Pasionista en Angosto, Alava, el 23 de julio de 1950. Ordenado Sacerdote en Roma el 17 de marzo de 1956. Nombrado tercer Obispo de Arecibo el 14 de diciembre de 1991. Ordenado Obispo por S.S. Juan Pablo II el 6 de enero de 1992. Tomó posesión el 25 de enero de 1992.


+ REVDMO. PADRE DANIEL FERNÁNDEZ TORRES

Nació el 27 de abril del 1964 en Chicago (USA), en una familia puertorriqueña de profundas raíces católicas. Antes de entrar en el seminario, estudió ingeniería industrial en la Universidad de Puerto Rico. Completó sus estudios en el Colegio Eclesiástico Internacional Bidasoa en Pamplona, España. Fue ordenado Sacerdote el 7 enero del 1995 en Arecibo. Desde 1996 al 1998, continuó estudios ante la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma, obteniendo una licenciatura en Teología Dogmática. Trabajó como vicario parroquial (1998-2000) y rector del Seminario ‘Jesús Maestro’ de Arecibo (2000-2005) y párroco en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Arecibo (2006-2007). Fue delegado diocesano de la pastoral juvenil, decano académico del Seminario Mayor de San Juan, miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de los consultores diocesanos.

El 14 febrero de 2007 fue nombrado Obispo titular de Sufes y Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico. Consagrado Obispo el 21 de abril del 2007, fue designado para el cuidado pastoral de las vicarías de Carolina y Río Grande de la misma arquidiócesis y más adelante también de la vicaría de Río Piedras. El 24 de septiembre de 2010, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Arecibo. El domingo, 3 de octubre de 2010, se celebró la toma de posesión como cuarto Obispo de la Diócesis de Arecibo.

No se admiten más comentarios